[ARTÍCULO] Cambió de “pacientes” y HOY gana mucho más trabajando mucho menos (y cómo tú puedes hacer lo mismo independientemente de tu rubro o ciudad)

Déjame empezar este artículo haciéndote una pregunta: ¿estás satisfecho/a, conforme con los clientes o pacientes que tienes hoy en día?

O de otro modo: ¿te gustaría ganar más trabajando menos, gracias a un cambio simple (pero, al mismo tiempo, RADICALMENTE trascendente para tu negocio y quizás tu vida)?

Imagina si hoy llegaran a tu negocio o empresa otro “tipo” de clientes o pacientes.

Me refiero a esos clientes que no suelen sólo buscar “precio”, sino que valoran otras cosas como la experiencia, la trayectoria, el nivel de servicios que prestas o los resultados que consigues…

Imagina qué pasaría si pudieras cobrar más por cada uno de estos pacientes o clientes que pagan mejor.

En este artículo voy a contarte cómo hacerlo usando como ejemplo a Fabiana, una cirujana que asesoro hace poco más de un año.

Cómo ella, cambiando sus “pacientes”, consiguió ganar más trabajando menos:

Fabiana sentía que trabajaba demasiado. Las cosas no eran como ella pensaba que serían mientras estudiaba para ser cirujana.

De algún modo, se sentía estafada.

Que le habían mentido cuando le hicieron creer que siendo cirujana podría ganar muy bien sin tener que “vivir siendo esclava de su profesión”.

También sentía que tenía que estar todo el tiempo atendiendo a más y más pacientes…

…y buscando nuevos para compensar los que se iban con los competidores…

…Que encima, cada vez eran más…!

Fabiana estaba cada vez menos tiempo con su familia y lo que era su vocación se estaba convirtiendo en una obligación cada vez más pesada.

Hablamos por teléfono por primera vez en junio del 2017.

Ella había participado de una de mis capacitaciones (“Atraer Pacientes Triple V para trabajar menos y ganar más”).

Y le había gustado la idea, pero no sabía bien cómo aplicar en su consultorio las estrategias de la capacitación.

El PRIMER PASO: la Sesión Estratégica Inicial:

En ese primer llamado con Fabiana (que yo llamo “Sesión Estratégica Inicial”) le hice algunas preguntas para saber su “punto de partida”:

  • su realidad,
  • sus expectativas,
  • sus posibilidades concretas

Con esta información yo sabía si podíamos ayudarla.

Y cómo hacerlo.

Y en esa misma conversación descubrimos cuál era el verdadero problema por el que Fabiana estaba trabajando mucho más y ganaba cada vez menos: no tenía el “tipo” de pacientes que necesitaba y sí tenía pacientes “triple B”.

Estos pacientes o clientes tiene algunas características:

  • los pacientes triple B (buscan bueno, bonito y barato) significan mucho trabajo: tanto para atraerlos a tu consultorio como también convencerlos que te paguen y que NO se vayan con un competidor que cobra mucho menos.

  • este tipo de pacientes, lamentablemente, no valora tanto el trabajo, la experiencia ni la capacidad del profesional, sino que más bien se dejan llevar por el precio. Sólo por precio. Entonces, si aparece un competidor que cobra mucho menos, inmediatamente se van con él (sin tener en cuenta las consecuencias de hacerse atender por un profesional de menos prestigio, trayectoria, experiencia y calidad).

  • como no ganas mucho con cada paciente, necesitas constantemente generar más pacientes para pagar las cuentas, los costos del consultorio y también su estilo de vida. Y en muy poco tiempo eso se convierte en una carga demasiado pesada, en un estrés constante, mes a mes, para “llegar al número correcto de pacientes necesarios para pagar todo”.

  • al final, mientras más estrés tienes, más pacientes que te cansan, más angustia por hacer varias cosas al mismo tiempo para solucionar tantos problemas urgentes, dejas las cosas más importantes de lado: tu familia, tu prestigio, tu capacitación constante para mejorar, dejas de cuidarte física y mentalmente…

  • lógicamente, con todo esto, se hacía cada vez más difícil dejar satisfechos a los pacientes. Ellos se quejaban de que Fabiana no les daba suficiente tiempo, y tenían razón. Pero el problema es que Fabiana estaba intentando hacer demasiadas cosas al mismo tiempo.

Por un lado Fabiana supo que, racionalmente, no podía pretender resultados diferentes haciendo siempre lo mismo.

Incluso se daba cuenta que si seguía así, todo sería peor. Porque la frustración que sentía era cada vez mayor.

Al mismo tiempo, no sabía cómo hacer para “cambiar para mejor”.

Le pregunté lo mismo que hago con cada uno de mis clientes. Lo mismo que te pregunté a ti al principio de este artículo: Cómo pensaba ella que sería su realidad si conseguía atraer “nuevos y mejores pacientes”:

  • personas que la valoraran más por su experiencia y trayectoria,
  • que la respetaran por su prestigio y sus “pergaminos”,
  • que la hicieran sentir diferente del resto de los cirujanos de su zona.
  • que estuvieran dispuestas a pagar más por un servicio mejor, por una experiencia positivamente diferente, por alguien como Fabiana que no les daba “más de lo mismo” sino algo TOTALMENTE diferente.
  • que no sólo le tomaran menos tiempo y le pagaran más, sino que luego regresarían en un tiempo a hacerse otros tratamientos…

…y que también la recomendarían permanentemente entre sus conocidos, familiares y amigos…

Obviamente, Fabiana se sentía muy aliviada, después de mucho tiempo, con esta perspectiva.

  1. Hablamos de cómo cambiaría radicalmente su sensación con respecto a su vocación con esta nueva visión de trabajo.
  2. Analizamos también cómo, en su ciudad, había ya un par de cirujanos que eran considerados “TOP” o “VIP” por los pacientes que estaban dispuestos a pagar más por esa experiencia diferente.
  3. Y luego, armamos, paso a paso, una estrategia completa para que Fabiana se convirtiera en una de esas cirujanas TOP de su zona.
  4. Que fuera percibida no sólo por los pacientes que pagan más como alguien “Positivamente Diferente, más valiosa y mejor”, sino también así por sus colegas, por los medios de comunicación en su zona y por quienes organizan eventos, congresos o cursos.

Con Fabiana compartimos nuestro propio “Sistema PyP” para que, siguiéndolo paso a paso, se convirtiera en un verdadero “imán” de pacientes que pagan más, que te valoran más, que te recomiendan y que vuelven (pacientes Triple V).

Y que, de esta forma, trabajando con menos pacientes pero ganando más con cada uno, pudiera empezar a liberarse de la pesada e insoportable mochila en la que se había convertido su trabajo como cirujana, su vocación.

CÓMO SABER SI PUEDES aplicar el Sistema PyP en tu rubros o profesión en tu zona o ciudad.

Se requieren determinadas condiciones previas, tales como:

. que haya en tu ciudad gente que consuma servicios o productos “VIP” (es decir, que pagan más dinero que el resto por este tipo de productos o servicios). Por ejemplo, si en tu zona hay personas que prefieren viajar en primera sería un buen ejemplo. Esto significa que HAY un público potencial para pagarte por tu prestigio, servicios diferentes, experiencia superior.

. que tengas algo que te haga positivamente diferente y valioso con respecto a tus competidores (esto es mucho más simple de lo que la mayoría de la gente cree, sólo que hay que encontrar qué es lo que se usa para mostrar a la gente que sí eras positivamente diferente).

. que estés dispuesto/a a seguir los pasos que nosotros te damos en el Sistema PyP (tanto tú como tu staff o equipo).

. que estés dispuesto/a a hacer el cambio mental que implica dejar de hacer lo que estuviste haciendo hasta ahora para vivir más estresado, ocupada y saturada y empezar a vivir con más tiempo, trabajando menos y ganando más (aunque no lo creas, esto es lo más difícil para los profesionales).

Si te sientes identificado/a con lo que sentía Fabiana, y quieres empezar a ganar más teniendo pacientes que te valoren más, te paguen mejor, sean más “fieles” y te recomienden con sus conocidos…

…y, de esta forma, tener más libertad e independencia de tu trabajo, que deje de ser una obligación para empezar a ser la vocación que siempre debió ser…

…y quieres nuestra ayuda, nuestra experiencia, nuestro Sistema PyP aplicado en tu propio consultorio o negocio, entonces completa el formulario que está al final de esta página para ver si podemos ayudarte a ti también.

La decisión de cambiar el tipo de paciente o clientes que atraes, tu ritmo de trabajo y cómo te sientes con respecto a esto depende sólo de ti. Completa este formulario así nos ponemos en contacto contigo para ayudarte con esto.

Tu nombre (obligatorio)

Tu email (obligatorio)

Cuál es tu sitio web (si es que tienes uno)?

Cuál es tu zona o ciudad?

Actualmente: ¿haces publicidad de algún tipo y qué resultados dirías que estás teniendo?

Algún comentario que quieras hacer para ponernos en contacto contigo

Completa para demostrar que no eres un robot

Comments are closed.